Las destructoras de papel son máquinas que permiten cuidar el medio ambiente mediante el reciclaje de los papeles que ya no usarás. En todo caso, si vas a comprar una destructora de papel o si ya tienes una en tu empresa, te conviene conocer los cuidados que debes tener con tu máquina.

Dependiendo de los cuidados que le proporciones a este tipo de máquinas será la durabilidad que estas tendrán. Por este motivo, te recomiendo seguir leyendo atentamente este post, para que así puedas prolongar la vida útil de las destructoras de papel que tendrás en tu oficina.

Consejos para el cuidado de las destructoras de papel

Para el cuidado de las destructoras de papel debes tener presentes algunos consejos que resultarán fundamentales. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Evita los aerosoles

Los limpiadores en aerosol son bastante comunes en las empresas porque estos se utilizan para la limpieza de las superficies. Sin embargo, son una muy mala elección si quieres limpiar tu destructora de papel.

Esto debido a que podrías arrojar partículas de humedad al interior del cabezal causando oxidación en el mismo. Esto reducirá drásticamente su vida útil, por lo cual, deberías limpiar tu máquina únicamente con un paño seco para evitar inconvenientes.

Lubrica el cabezal

Es indispensable que mantengas una lubricación adecuada del cabezal de corte para que este no se desgaste más de lo necesario. En todo caso, debes asegurarte de que la lubricación sea la adecuada y que se realice por lo menos una vez cada mes.

Para la correcta lubricación debes asegurarte de utilizar el aceite recomendado por el fabricante de la destructora. No se aconseja utilizar cualquier lubricante, porque podrías causar daños al cabezal de corte, y este podría incluso romperse si no se realiza la lubricación con el lubricante adecuado.

No excedas la capacidad

Las destructoras de papel tienen una capacidad establecida en hojas dependiendo de la capacidad que tenga el cabezal. Esta capacidad viene dada en hojas de 80gsm, y suele ser de 5 a 10 hojas dependiendo de la capacidad que tiene el cabezal de corte.

En todo caso, debes fijarte muy bien en no exceder ni por una sola hoja la capacidad de la máquina. De esta forma, podrás conseguir un gran rendimiento y evitarás que se produzcan atascos o daños graves al cabezal de corte. Por este motivo, antes de comenzar a usar la máquina siempre debes leer bien el manual de funcionamiento.

Por AD