papel

La imprenta. Un poco de historia

No cabe duda que la imprenta ha sido uno de los inventos que mayor impacto ha tenido en la historia de la humanidad, permitiendo la reproducción masiva de escritos e imágenes en formas que hasta ese momento sólo podían imaginarse. Vamos a conocer un poco más sobre la historia y evolución de esta técnica que ha resultado ser una pieza clave en el desarrollo y el avance de la humanidad.

La imprenta es una técnica que mediante un sistema mecanizado nos permite reproducir o copiar texto e imágenes sobre alguna superficie en particular, bien sea papel, tela o algún otro material apto para ser empleado en este método.

Los primeros antecedentes de esta técnica se pueden hallar en el año 440 A.C. época en la cual los romanos realizaban impresiones sobre objetos de arcilla, y en el año 1041, un inventor chino de nombre Bi Sheng creo un sistema precursor de la imprenta empleando papel de arroz y piezas de porcelana con las que grababa caracteres chinos en el papel.

Luego, durante la Edad Media, apareció una técnica conocida como xerografía, la cual consistía en el empleo de unas tablillas de madera que tenían grabado en ellas todo el texto que deseaba reproducirse. Estas tablillas se impregnaban de tinta y luego con ayuda de un rodillo se aplicaban sobre el papel para traspasar la tinta a éste último.

Fue en 1440 cuando el alemán Johannes Gutenberg desarrolló lo que se conoce como imprenta, un mecanismo que utilizaba un principio parecido al de la xerografía, solo que en vez de un rodillo empleaba una prensa y en lugar de la tablilla que debía ser desechada al finalizar la reproducción, empleaba un juego de piezas pequeñas con palabras, letras, e imágenes, que eran intercambiables y podían reutilizarse infinidad de veces.

El impacto de este invento fue enorme, ya que hasta el momento todas las copias de cualquier tipo de texto debían realizarse a mano, lo cual requería de una enorme cantidad de tiempo y dedicación. Con la llegada de la imprenta, se masificó el acceso al conocimiento, pudiéndose reproducir todo tipo de libros, cartas, folletos y material escrito en general de una manera mucho más rápida y económica.

Con el paso del tiempo, y la evolución tecnológica de nuestra era, la imprenta también ha evolucionado, y ha pasado de ser aquel mecanismo rudimentario a mecanismos electrónicos y digitales más complejos, con mayores capacidades y mucho más versátiles.